Boletín Solusoft: Julio-Agosto 2017

Solusoft  EL TRUCO DEL MES

Solusoft

PROTEGE TUS DATOS CUANDO TE CONECTES A REDES WI-FI PÚBLICAS

Si eres de los asiduos a las redes Wi-Fi públicas, presta atención a estos consejos para proteger tus datos personales y evitar amenazas de seguridad que podrían materializarse en el robo de contraseñas, el acceso a información bancaria, etc.

Leer Más

DE LA SEGMENTACIÓN AL TRATO PERSONALIZADO

Solusoft

Gracias a la tecnología podemos llegar y atender cada vez a muchos más clientes y/o usuarios. Pero si no la aprovechamos también para reparar en que existen características que los hacen diferentes y tratarlos de manera específica, no habremos conseguido mejorar nuestro mensaje ni resultados.

Leer Informe

Te puede interesar:

PREPARA TU PYME PARA EL NUEVO REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS

Con el objetivo de ayudar a las pymes en el proceso de adaptación al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que empezará a aplicarse el 25 de mayo de 2018, la Agencia Española de Protección de Datos ha creado una sección web específica con recursos y materiales que te serán de gran utilidad.

PREPARA TU PYME PARA EL NUEVO REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS

Aunque hace ya más de un año que entró en vigor el Reglamento General Europeo de Protección de Datos (RGPD), concretamente el 25 de mayo de 2016, no empezará a ser de obligatorio cumplimiento hasta el año que viene. A partir del 25 de mayo de 2018, todas aquellas empresas y organizaciones que trabajan con el tratamiento de datos deberán ajustarse a la nueva normativa.

Ante este cambio en el reglamento, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha creado una sección específica sobre la nueva normativa en su web, donde se van colgando de forma progresiva materiales y recursos de utilidad que pretenden ayudar a las pymes en el proceso de adaptación al RGPD.

Además, la AEPD está preparando una herramienta de autoevaluación online para que las pequeñas y medianas empresas puedan valorar de forma rápida y sencilla si los tratamientos de datos que realizan plantean un bajo o muy bajo riesgo para los derechos de los interesados, con el objetivo de ofrecerles el acceso a las medidas de cumplimiento que el Reglamento Europeo exige en esos casos.

La finalidad de esta iniciativa no es otra que facilitar a ciudadanos y organizaciones, especialmente a las pymes, toda la información necesaria sobre el nuevo reglamento para ayudarles a conocer el impacto que tendrá el RGPD en la forma en la que tratan los datos.

Los recursos que actualmente están disponibles en la nueva sección de la web de la AEPD han sido elaborados por la Agencia Española, la Autoridad Catalana y la Agencia Vasca de Protección de Datos, y están divididos en varios apartados:

Volver Arriba

GOOGLE MOSTRARÁ OFERTAS DE EMPLEO EN SUS RESULTADOS

El gigante de internet ha anunciado la puesta en marcha de Google for Jobs, una herramienta integrada en el buscador que utilizará la inteligencia artificial para ofrecer a los usuarios ofertas de empleo personalizadas.

GOOGLE MOSTRARÁ OFERTAS DE EMPLEO EN SUS RESULTADOS

Una nueva herramienta para buscar empleo llega esta vez de la mano de Google. Se trata de Google for Jobs y pretende ayudar a los usuarios a encontrar empleo de forma más eficaz utilizando la inteligencia artificial.

Esta iniciativa se presentó en la pasada conferencia anual de Google I/O 2017, que se celebró en mayo y en la que la compañía hizo hincapié en su apuesta por la IA, aunque no se ha puesto en marcha hasta ahora, tal y como han afirmado en un comunicado publicado en su blog oficial.

En la nota, resaltan la dificultad de encontrar un trabajo adaptado a las habilidades y necesidades de cada usuario, por lo que han decidido utilizar su tecnología para crear esta herramienta que pretende conectar a las personas con aquellas ofertas que se ajusten a sus aptitudes, experiencia y expectativas.

Los usuarios podrán realizar búsquedas utilizando distintos criterios, como por ejemplo por geolocalización (“trabajos cerca de mí”), por sectores (“trabajos de enseñanza”), etc. Automáticamente, el buscador mostrará resultados de ofertas de empleo procedentes de plataformas como LinkedIn, CareerBuilder o Facebook.

Los usuarios podrán también seleccionar los filtros que mejor se ajusten a sus necesidades y demandas (experiencia, horario, salario…), además de consultar opiniones sobre la empresa en cuestión e incluso el tiempo estimado que tardaría en llegar a su nuevo puesto de trabajo.

Además, Google ha incluido una función que permitirá a los usuarios que la activen recibir notificaciones en el correo electrónico cuando se publiquen nuevas ofertas de empleo.

La compañía ha anunciado que en un futuro irá añadiendo nuevas funcionalidades a esta herramienta para ofrecer una experiencia de búsqueda de empleo simple y eficaz.

Aunque de momento el lanzamiento de la herramienta se ha realizado en Estados Unidos, está previsto que dé el salto a otros países, entre ellos España, próximamente.

Volver Arriba

Informe:

DE LA SEGMENTACIÓN AL TRATO PERSONALIZADO

Gracias a la tecnología podemos llegar y atender cada vez a muchos más clientes y/o usuarios. Pero si no la aprovechamos también para reparar en que existen características que los hacen diferentes y tratarlos de manera específica, no habremos conseguido mejorar nuestro mensaje ni resultados.

DE LA SEGMENTACIÓN AL TRATO PERSONALIZADO

El descanso estival es una buena época para pensar en estrategias que potencien nuestros negocios, de manera que podamos a la vuelta, con fuerzas renovadas, poner en marcha las acciones que hayamos diseñado a partir de esas estrategias. Por ello, en el presente boletín queremos aprovechar para hablar de uno de los mecanismos de marketing que más pueden favorecer que se produzca un salto cualitativo en los resultados de una compañía: la segmentación de nuestros clientes.

Segmentación: ¿A quién le resuelvo problemas y cómo?

Todo negocio surge de aportar una solución (o un conjunto de ellas) a los problemas que sufre un determinado subconjunto de personas o entidades, al que habremos de dirigirnos para tratar con ellos, vender nuestra solución y conseguir que realmente se sientan satisfechos con la misma.

Es por tanto indispensable identificar bien quiénes se podrán ver beneficiados por nuestra solución, sus características y tipología.

Pero tras un primer momento en el que podamos estar trabajando de una manera común para todos ellos, nos daremos cuenta de que muy probablemente podremos incrementar nuestro negocio identificando nuevos subgrupos dentro del conjunto general de clientes y dirigiéndonos a ellos de forma especial (que podría incluso pasar por una adaptación especial de los productos y servicios que mejoren las expectativas de cada subgrupo). A veces, incluso encontraremos así potenciales grupos de clientes o usuarios en los que no habíamos reparado inicialmente.

En el sector del turismo y ocio, por ejemplo, de modo general, conocer si el usuario tiene hijos a su cargo o no puede resultar tremendamente útil, ya que las soluciones vacacionales o eventos lúdicos que podríamos ofrecerle deberíamos adaptarlas a satisfacer las necesidades combinadas de la familia. O simplemente comunicarlas de manera más específica si ya existían en nuestra cartera. Esto ocurre igualmente con el rango de edad, ya que, de forma general, los jóvenes y los ancianos podrían disfrutar de actividades de distinta índole en su mayoría. O con la nacionalidad, el sexo, etc.

Este mecanismo es aplicable de manera análoga a los negocios B2B, analizando las distintas características que puedan tener las empresas a las que dirijamos nuestros productos o servicios, como el sector, la tipología de la actividad dentro del mismo, la situación geográfica, el rango de facturación, el número de empleados, la composición de su capital, su forma de gobierno, etc. Seguramente encontraremos que podemos adaptar nuestra forma de trabajo a la hora de dirigirnos a sectores concretos de nuestras compañías clientes. O alguna otra característica en nuestro caso puede darnos una pista de cómo mejorar nuestras soluciones a un determinado nicho.

¿Cómo crear esos segmentos?

A la hora de crear subgrupos de clientes similares, con características y necesidades parecidas, nuestra intuición será la primera que funcione a la hora de encontrar estos rasgos diferenciadores de un rango de nuestra clientela. Nadie conoce mejor a nuestros clientes y el producto o servicio que podemos ofrecerles que nosotros mismos. Pero eso sí, siempre deberemos respaldar esa intuición con datos; no deberíamos hacerlo de otra forma.

Es necesario caracterizar igualmente nuestros productos y oferta, otorgándoles propiedades compatibles con los grupos de usuario que hayamos elaborado. No serviría nada, por ejemplo, organizar a los usuarios por edades y los productos por colores, ya que en principio la intuición nos indica que no existiría correlación entre ambas caracterizaciones, o habría que realizar los estudios pertinentes para demostrar que existen correspondencias entre ambos.

Para ello, lo lógico es que nos apoyemos en nuestros propios datos transaccionales, con información sobre las ofertas, ventas y demás operaciones que hayamos realizado con los ya clientes. Recurriremos en primer lugar a nuestros ERPs y al análisis de la información que en ellos hayamos recogido, con las propias herramientas que incluyan (estadísticas, BI, cubos…) o recurriendo incluso a aplicaciones externas si no las tuvieran.

Cuando no sea suficiente con la información propia, porque queramos estudiar campos o características que no hubiéramos recogido hasta la fecha, o hayamos pensado que nos podemos dirigir a un nuevo grupo potencial de clientes, siempre podremos recurrir a recursos externos como bases de datos comerciales. Éstas se pueden obtener de distintos proveedores, incluso con información geolocalizada, que es cada vez más útil a la hora de ver canales de venta, si necesitamos cercanía en la atención o interviene la logística en nuestro negocio.

En último término, podríamos llegar a diseñar procesos y algoritmos que deriven la información objetivo a partir de datos recogidos en crudo por transacciones y operaciones realizadas por los propios clientes o usuarios, recurriendo a encuestas o procedimientos que recojan esa información automáticamente (sectores de base tecnológica, principalmente). Podemos llegar a estudiar en ese caso, por ejemplo, qué datos comparten los usuarios incluso inconscientemente, cuáles deben solicitarse únicamente tras haber hecho conocer los beneficios que obtendrá a cambio del acceso a los mismos. Pero su estudio nos proporcionará información muy importante para conocerlos y clasificarlos.

¿Qué herramientas usar para que mis clientes perciban un trato personalizado?

Está claro que si hemos encontrado elementos específicos que caracterizan a grupos diferentes de clientes, hemos de pensar en mecanismos distintos para buscarlos (en una primera etapa), dirigirnos a ellos e interactuar de una manera que les haga sentirse comprendidos y tratados de una forma especial por nuestra compañía.

Canales diferenciados de comunicación

En función de los resultados decidiremos, por ejemplo, en qué redes sociales conviene abrir un perfil corporativo para mi negocio, ya que cada una cumple con una función y sus usuarios tienen perfiles muy diferentes. Además, esto nos permitirá crear un plan de contenidos acorde a cada red social y coherente con la imagen que queremos transmitir.

Puede que interese incluso tener distintas cuentas en una misma red social para tratar a los clientes de dos soluciones diferenciadas, o una misma en función de los tipos de clientes o compañías a los que pueda interesar. Así, si nuestro producto es internacional, tener cuentas y estructura de atención al cliente diferenciadas para cada idioma es lo más básico que necesitamos.

Y es que esa estructura de atención al cliente, soporte y/o asistencia técnica es otro de los procedimientos de trabajo que deberíamos cuidar en nuestro negocio para que nuestros clientes vean una atención lo más especializada y personalizada posible. Deberíamos procurar así tener páginas web diferentes (aunque sea dentro de un mismo dominio) o teléfonos y extensiones diferenciadas que hagan más rápida y directa una comunicación con las personas de nuestra organización que deban atenderles.

Captación

En la misma línea de atención al cliente, la información sobre nuestros productos y servicios debería estar diferenciada por cada uno de los segmentos de cliente a los que dirigirnos, y reflejarse así en nuestra web. La diferenciación de páginas para empresas y autónomos en las asesorías, por ejemplo, es un caso básico que vemos frecuentemente.

Y esa diferenciación en la web ha de trasladarse también a los distintos canales de captación que utilicemos. Por ejemplo, si utilizamos Adwords para poner anuncios dirigidos a nuestros clientes, deberíamos crear campañas, o al menos grupos de anuncios, diferentes en función de la tipología de cada segmento de clientes al que queramos llegar. Podremos así mejorar mucho el mensaje de llamada de los anuncios, e incluso las palabras que a veces buscan pueden ser diferentes. Conseguiremos más eficacia e incluso ahorro en los costes de las campañas.

Seguimiento y medición

De nuevo nuestras herramientas transaccionales, como nuestro ERP, nos deben ayudar a cerrar el lazo, confirmando que realmente la estrategia utilizada en cada uno de los segmentos es la adecuada y consigue los resultados previstos.

Para ello estableceremos unos objetivos iniciales (ventas, margen de las mismas, número de clientes nuevos…) que iremos luego comparando con las mediciones que vayamos realizando en la operativa general. Estas deberían estar ya recogidas automáticamente en unos KPIs adecuados en los que se hayan incluido todos aquellos campos que nos sirvan para distinguir productos, servicios y clientes, y los datos cuantitativos y cualitativos de las operaciones que nos sirvan para estudiar lo que está ocurriendo.

Cuando lo vayamos consiguiendo, podremos fijarnos de nuevo en los parámetros diferenciadores para mejorar. Cuando no lo hagamos o no lo consigamos por igual en todos los segmentos, podremos retomar las hipótesis de partida para estudiar nuevos cambios y acciones, en función de lo que hayamos percibido en los resultados.

Como se puede ver, son muchos los procedimientos, técnicas y herramientas, tecnológicas o no, que podemos adaptar a nuestra tipología de clientes. Os proponemos que hagáis el ejercicio pensando en vuestro negocio y que no dudéis en contactar con nosotros para ver cómo la tecnología podría ayudaros en cada estrategia o acción. Y en cualquier caso, que disfrutéis de un merecido descanso este verano.

Elena Cruzado Gómez

Responsable de Comunicación

Manuel Joaquín García Sánchez

Director de I+D+i

Volver Arriba

El Truco del Mes:

PROTEGE TUS DATOS CUANDO TE CONECTES A REDES WI-FI PÚBLICAS

Si eres de los asiduos a las redes Wi-Fi públicas, presta atención a estos consejos para proteger tus datos personales y evitar amenazas de seguridad que podrían materializarse en el robo de contraseñas, el acceso a información bancaria, etc.

PROTEGE TUS DATOS CUANDO TE CONECTES A REDES WI-FI PÚBLICAS

Las redes Wi-Fi públicas son muy tentadoras por su carácter gratuito y porque son una forma muy cómoda de ahorrar en nuestra tarifa datos. Sin embargo, a nivel de seguridad no son la mejor opción, porque pueden poner en riesgo nuestros datos personales, contraseñas, información financiera, fotografías, etc.

Según un análisis realizado por Kaspersky Lab a 31 millones de puntos Wi-Fi, más de la cuarta parte de ellos ponen en riesgo la privacidad de los usuarios y pueden ser interceptados con facilidad por los ciberdelincuentes.

Por esta razón, si quieres evitar peligros de este tipo cuando te conectes, por ejemplo, al Wi-Fi de tu hotel estas vacaciones, toma nota de estos consejos que te ayudarán a ahorrarte más de un disgusto:

  • Desactiva la función automática de conectividad Wi-Fi en tu dispositivo móvil. De esta forma evitarás que busque automáticamente puntos de acceso y se conecte a redes sospechosas.
  • No utilices nunca una red pública para consultar tu cuenta bancaria, para realizar operaciones financieras o para hacer compras online.
  • Cuando estés en lugares públicos, intenta conectarte únicamente a sitios web seguros con cifrado “https”.
  • Activa la autenticación de dos factores cuando inicies sesión en sitios sensibles. Esto evitará que, en caso de que algún hacker ser haya apoderado de tus contraseñas, pueda iniciar sesión.
  • Utiliza una red privada virtual (VPN) para asegurarte de que los datos se encapsulan antes de ser enviados de manera cifrada.
  • Vigila la conexión Bluetooth para evitar que intercepten tu transferencia de datos.
  • Intenta evitar aquellos puntos de acceso Wi-Fi inalámbricos que no tienen contraseña, porque significa que los datos no están cifrados y es mucho más fácil robar la información.
Volver Arriba

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales