Boletín Informativo: Enero 2005

Noticias

Plataforma Web para la gestión de reserva de inmuebles

Solusoft ha desarrollado, en colaboración con SIOSA, una plataforma Web para la promotora almeriense Mar y Casas Mediterránea, que permite a sus agencias obtener información on-line sobre la disponibilidad de viviendas en sus distintas promociones.

Leer la noticia

Elegidos para el soporte de Unyban Libros

UNYBAN LIBROS ha adjudicado a solusoft el soporte informático de sus sistemas. Nuestra compañía había desarrollado ya para la Distribuidora de Libros el sistema de comercio electrónico y la implantación del sistema de gestión empresarial NEXUS.

Leer la noticia

Informes

RFID: ¿falta aún mucho?

La identificación por radio frecuencia RFID) es uno de los avances tecnológicos que mayor repercusión socio-económica van a tener a medio plazo. Como en otros avances, no cubrir rápidamente las expectativas levantadas por los exagerados ejemplos utilizados en su promoción comercial (carritos de la compra pasando rápidamente por las cajas en los supermercados, en este caso) hace que se consideren elementos de ciencia-ficción. Sin embargo, ya hay aplicaciones viables y compañías que las empiezan a poner en marcha.

Leer el informe

Te interesa

Ayudas para la modernización e innovación del sector comercial en Madrid

Leer Más

Nueva Ley de Internet en marzo

Leer Más

Microsoft restringirá sus parches de seguridad a los usuarios registrados

Leer Más
Boletín Informativo: Enero 2005 - NOTICIAS

Plataforma Web para la gestión de reserva de inmuebles

Mar y Casas Mediterránea es una promotora inmobiliaria que construye distintas promociones en la costa almeriense y murciana.

Diariamente reportaba, a todas las agencias comerciales con las que trabaja, un listado en Excel con las viviendas libres de cada una de las promociones. Con este listado, los agentes, tenían información a primera hora de la mañana de las viviendas que podrían estar libres.
Pero la venta de un apartamento de playa, conlleva un proceso laborioso en el que hay quedar con el potencial cliente en una fecha determinada, más o menos alejada en el tiempo, para poder desplazarse desde un origen distante. Los agentes, necesitan poder reservar una vivienda con la antelación suficiente como para que sus clientes puedan organizar el viaje. De esta forma, se dirigen a Mar y Casas para que tenga en cuenta esta solicitud. Encajar todas las llamadas es sumamente complejo, y mantener el listado de viviendas disponibles más aún. Además se deben controlar que las reservas deben tener una caducidad. Todo esto hace, que lo agentes realicen constantes llamadas para conocer la situación on-line y poder tomar una decisión sobre cómo actuar con sus clientes.
La solución implantada por SIOSA y solusoft ha consistido en presentar la información en un servidor web, de forma que los agentes pueden consultar ahora el estado real de la vivienda (libre, vendida o reservada) y actuar en consecuencia. Desde la propia web se permite además solicitar la reserva de una vivienda. Esta petición llega al administrador que se encarga de anotar en el sistema la fecha de inicio y fin de dicha reserva, cuando ésta es aceptada. A partir de ahí, el sistema, mediante el uso de correo electrónico, informa a los interesados de los vencimientos de las reservas, actuando con la información en consecuencia.
Los beneficios son claros: ahorro de costes en atención telefónica, evitar situaciones comprometidas cuando se desplazan clientes a las promociones y las viviendas ya no están disponibles, valor añadido para sus agentes frente a la competencia, etc. Y lo más importante, tener el dato cuando lo necesito.

> Volver al Sumario
Boletín Informativo: Enero 2005 - NOTICIAS

Elegidos para el soporte de Unyban Libros

UNYBAN LIBROS es una de las principales distribuidoras de libros de nuestro país, especialmente en lo que se refiere a libros de texto.

Posee un centro de distribución en Leganés desde el que atiende y sirve pedidos de las principales empresas del sector en toda España. Dispone en el propio centro además de unas instalaciones para servicio Cash & Carry, donde los propios clientes pueden realizar sus compras de forma directa.
Informáticamente todo su sistema se apoya en un software desarrollado a medida por la propia empresa. Desarrollado en Multibase y funcionando sobre plataforma UNIX, constituye el corazón de sus procesos. Es utilizado por 40 usuarios dentro de la Organización, y es del que toman y al que sirven información además el resto de los sistemas de la empresa: financiero, plataforma de comercio electrónico (desarrollada por solusoft)...
El objeto del contrato es dar el soporte necesario para garantizar al disponibilidad del sistema y realizar un conjunto de mejoras que evolucionen el mismo para adaptarse a las nuevas necesidades, principalmente orientadas a mejorar el servicio y la comunicación con el cliente.

> Volver al Sumario
Boletín Informativo: Enero 2005 - INFORME

RFID: ¿falta aún mucho?

Los dispositivos de identificación por radio frecuencia (RFID, Radio Frequency Identification Devices) permiten identificar inequívocamente a objetos que lleven colocadas etiquetas de radio frecuencia (RFID Tags) a cierta distancia, sin que sea necesario establecer un contacto directo con los mismos.

Si podemos asociar dichos objetos con un identificador único grabado en dichas etiquetas, podremos conocer, por ejemplo, de forma instantánea el número de unidades recepcionadas y/o expedidas de una mercancía, y utilizar todos los identificadores de la misma para consultar, en una base de datos asociada, cuanta información se pueda considerar oportuna en una determinada aplicación: los números de serie de la mercancía, su procedencia, fechas de caducidad... Visto de una forma más global, la posibilidad de marcar elementos con un determinado identificador único puede tener muchas más aplicaciones que las de mero seguimiento de mercancía en la cadena de suministro. Y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Cómo funciona
Para que puedan identificarse a distancia, sin que tenga que producirse contacto, ni siquiera a nivel visual, los elementos a identificar se dotan de unas etiquetas especiales. Éstas están compuestas por un diminuto chip y una antena, y son capaces de excitarse y actuar como un transmisor ante un campo de radiofrecuencia. Podrán así emitir cualquier información previamente grabada por una impresora/grabadora.
Cuando hacemos que un conjunto de etiquetas de este tipo pasen cerca de un lector (interrogador), éste generará un campo de radiofrecuencia, y este campo a su vez energía sobre cada una de las bobinas de recepción de los dispositivos. La energía alimentará el circuito del transmisor y éste emitirá el identificador grabado, siendo detectados por el interrogador y descifrados para poder proporcionarlos a la aplicación que lo solicite.
La distancia desde la que podrá realizarse la lectura depende del tipo de dispositivos, pero va desde los 30 cm hasta unos 2 m., por lo que podemos encontrar dispositivos interrogadores en forma de pórtico con los que poder leer información de un conjunto de productos o envases que vayan, por ejemplo, en un palet que pasa por su lado.

Ventajas frente a la identificación por código de barras
Pese a que el código de barras nos proporcionaba también una identificación, hay ciertas diferencias que hacen a RFID muchísimo más potente que aquel tipo de identificación:
Por un lado, es evidente que el mecanismo de lectura es mucho más eficiente con RFID. Si pensamos en un palet lleno de cajas con diferentes orientaciones y tamaños, podremos ver fácilmente lo simple que sería la lectura con estas etiquetas frente a lo tedioso de pasar un lector de código de barras por cada una de las etiquetas que fueran adosadas a las cajas.
Esa misma facilidad hará que podamos tener controlado en cualquier momento el inventario en diversas localizaciones de la mercancía (almacén, estanterías de venta, …) e incluso ubicaciones.
El código identificable es otra de las diferencias más importantes. Mientras que el código de barras puede identificar hasta el modelo de un determinado artículo, el número de bits registrables en una etiqueta RFID podría hacer además que registrásemos directamente el lote de fabricación, fecha de la misma, o bien el número de serie (como ocurre en uno de los estándares existentes hasta el momento, el EPC).

Posibles aplicaciones
Sin restringirnos a las etiquetas, podemos considerar la RFID como una tecnología suficientemente probada, que ha sido utilizada ya en muchos sistemas para el acceso a oficinas, pagar el peaje de las autopistas, etc.
Aparte de éstas, son múltiples las aplicaciones que se nos pueden ocurrir para aprovechar el hecho de poder identificar inequívocamente a cosas, animales, o incluso personas mediante este mecanismo.
En octubre de 2004, de hecho, llegó a los medios informativos la aprobación de Verichip por la FDA estadounidense (su Agencia del Medicamento). Se trata del primer dispositivo aceptado por una autoridad médica para identificar a las personas, permitiéndose con dicho código acceder al historial médico del paciente. Hasta ese momento, se había hecho corriente su aplicación en la identificación de mascotas y animales de granja, como sabemos, para registrar oficialmente historiales de vacunación, o incluso para regular la alimentación cuando se acercan a comer en las granjas.
Sin llegar a esos extremos, y como veremos a continuación, donde se han encontrado múltiples utilidades es en la gestión logística en general, y en la mejora de la gestión de la cadena de suministro en particular. En concreto, la necesaria trazabilidad especialmente reclamada para productos alimenticios y farmacéuticos, ha encontrado en la RFID una herramienta prácticamente imprescindible cuando se trata de llevar un seguimiento donde no quepa el error ni el fraude.

Implantaciones actuales
El hecho de que la principal aplicación (o la que tiene mejoras más evidentes) sea el seguimiento de productos a lo largo de la cadena de suministro, ha hecho que sean las grandes superficies comerciales las que han mostrado siempre mayor interés en la aplicación de esta tecnología.
El caso más conocido es la implantación de tecnología RFID en la cadena de supermercados estadounidenses Wal-Mart, cuya puesta en funcionamiento ha sido anunciada desde hace mucho tiempo para el presente 2005. Para ello hay exigencias de la cadena para que los fabricantes utilicen las etiquetas en los palets y embalajes de la mercancía que les sirvan, y muchos fabricantes han manifestado estar ya preparados para identificar sus productos con las etiquetas RFID. Es el caso de Gillette, Hewlett-Packard, Johnson & Johnson, Kimberly-Clark, Kraft Foods, Nestle, Purina PetCare, Procter & Gamble y Unilever.
También el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha solicitado ya las mismas obligaciones a sus proveedores, lo que se ha considerado ya como un espaldarazo oficial al uso de la tecnología allí.
Existen además otros casos donde se trata de aprovechar la identificación electrónica para controlar mercancía fuera de los canales de suministro. Es el caso de Delta Air Lines, que anunció la puesta en marcha de un sistema RFID para el seguimiento de equipajes.
En España Carrefour y Caprabo parecen las compañías más interesadas en su aplicación, aunque parece que es ésta última la que está tomando la cabeza en la implantación práctica en sus procesos de distribución.

Amenazas
Conocidos los pros, hablaremos también de cuáles son los principales problemas a solucionar para que esta tecnología acabe de extenderse abiertamente.
El primero de ellos es sin duda el precio al que todavía se venden las etiquetas. Este coste se va reduciendo, pero es todavía difícilmente repercutible sobre elementos de bajo precio, como los que en muchos casos nos podemos encontrar en la cadena de distribución alimenticia. Es por ello por lo que los primeros programas piloto han tenido como objetivo el control de unidades de alto precio, como electrodomésticos, o lotes en distribución con gran número de unidades, como palets de mercancía (en realidad un palet de maquinillas de afeitar puede costar tanto como un deportivo de alta gama).
La seguridad del sistema de lectura, unida a las necesidades de protección de datos, es otro de esos problemas. ¿Qué ocurriría, por ejemplo, si en una de las maletas con las que viajamos en Delta Air Lines llevamos artículos dotados también de etiquetado RFID con información que no debiera ser libremente conocida?. ¿O si las compañías de seguros pudieran acceder a la información disponible a partir del Verichip?.
Por otra parte, la cantidad de información que podría empezar a tener que ser tratada si queremos hacer un exhaustivo seguimiento de la trazabilidad de un producto desde su origen hará que muchos centros deban plantearse unas infraestructuras capaces de almacenar y tratar toda esa información que viajará adjunta a la mercancía etiquetada. Un centro comercial que realizase un seguimiento tal de todos los productos que comercializa debería estar preparado para almacenar, y recuperar posteriormente, terabytes y terabytes de información.
Por último, sería de desear además una unificación de los estándares existentes hasta el momento, para alcanzar un sistema globalmente válido y eliminar las barreras iniciales de inversión en la tecnología.

Parece por tanto claro que RFID es técnicamente viable. Pero no es menos cierto que quedan aún muchos temas que resolver para que sea asimilada por las empresas y los usuarios finales como una herramienta sumamente beneficiosa y sin ningún tipo de peligros. Mientras tanto, esa viabilidad tecnológica hará sin duda que sigan apareciendo aplicaciones específicas que se aprovechen de la misma.

> Volver al Sumario
Boletín Informativo: Enero 2005 - TE INTERESA

Ayudas para la modernización e innovación del sector comercial en Madrid

La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Comercio de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica, ha publicado unas ayudas a proyectos de inversión para la modernización e innovación del sector comercial. Las inversiones subvencionables incluyen equipamiento informático o tecnológico, equipamiento y bienes muebles especializados, y obras o reformas integrales.

Aunque puede encontrarse más información y un enlace a las publicaciones de las Ayudas en la sección de Subvenciones de nuestra sede Web, les resumimos aquí que se trata de promover los proyectos de inversión que realicen pequeñas empresas comerciales (con rendimientos anuales inferiores a 1.000.000 euros, menos de 10 trabajadores y superficie de venta útil inferior a los 500 m2) con el objeto de modernizar o innovar en sus negocios. Las subvenciones cubrirán hasta el 40% de la inversión, siendo las inversiones mínimas de: 10.000 euros en establecimientos de hasta 50 m2; 20.000 euros en establecimientos de más de 50 m2 y hasta 100 m2; 30.000 euros en establecimientos con más de 100 m2 y menos de 500 m2.
El plazo de presentación de solicitudes acaba el 24 de febrero.

> Volver al Sumario
Boletín Informativo: Enero 2005 - TE INTERESA

Nueva Ley de Internet en marzo

El gobierno prepara una reforma de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), conocida popularmente como Ley de Internet.

El borrador presentado a finales del 2004 permite ver que la reforma ha sido propiciada principalmente por las presiones de los sectores económicos que se encuentran en lucha contra la piratería. Como ocurre con el canon contra los soportes de grabación, no se ahorran esfuerzos en la búsqueda de una mayor protección de los derechos de autor (o al menos de buscar formas de ingreso alternativas, costeadas a veces por terceros ajenos a la piratería), pero siguen sin rectificarse problemas de la ley que la hacían inaplicable, como el de los registros de transacciones realizadas a los que se obligaba a los proveedores de servicios Internet.
De hecho potencian dichos problemas, al querer hacer responsables ahora a las operadoras y las empresas prestadoras de servicios de los contenidos ilegales que se difundan a través de sus canales. Una norma así supondría que, para evitar posibles responsabilidades en los tribunales, dichas compañías tuvieran que establecer sistemas capaces de mirar y analizar todo lo que pasa por sus nodos, distinguiendo qué es legal y qué no. Independientemente de los costes de semejante infraestructura, los problemas tecnológicos que habría que resolver nos colocarían, eso sí, a la cabeza de la I+D en esos aspectos (¿quizá sea eso lo que se quiere conseguir?).
Las necesidades de nuestro país de que se potencie la aplicación de nuevas tecnologías para aumentar los índices de desarrollo, productividad y competitividad, deberían ser suficientes para estudiar una Ley que sea realmente aplicable, sin opción a quedar en suspenso precisamente por no poder llevarse a cabo. Además debería ser estudiada desde otros puntos de vista distintos a los de satisfacer únicamente a un sector de la industria española.

> Volver al Sumario
Boletín Informativo: Enero 2005 - TE INTERESA

Microsoft restringirá sus parches de seguridad a los usuarios registrados

Microsoft vuelve a idear una medida para reducir el número de copias piratas que existen de sus sistemas operativos.

Tras las anteriores decisiones, comentadas en otros boletines anteriores, que iban encaminadas a localizar distribuidores de copias ilegales (regalando otros programas software y licencias legales a los usuarios que comprobasen voluntariamente la legalidad de sus sistemas), se lanza ahora a aplicar una medida directa contra los consumidores de copias piratas.
Así, obligará ahora a que los usuarios de su sistema operativo Windows verifiquen que éste es legítimo si desean recibir los parches de seguridad que publica periódicamente, y que hasta ahora podían descargarse libremente.

> Volver al Sumario

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales