Boletín Solusoft: Marzo 2018

Solusoft  EL TRUCO DEL MES

Solusoft

CÓMO HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA DESDE LA NUEVA APP DE HACIENDA

Te explicamos paso a paso cómo hacer la declaración de la renta 2017 desde el móvil a través de la aplicación que ha lanzado Hacienda para tal efecto, y que ya está disponible para su descarga en Google Play y App Store.

Leer Más

Growth Hacking: haced que los clientes se acerquen a mí

Solusoft

En los últimos años, el concepto de growth hacking se ha puesto de moda en el mundo del marketing, y suele ir asociado al entorno digital. Hablamos en este informe del enfoque al crecimiento de usuarios y/o clientes que difunde esta tendencia y el potencial que tiene su aplicación de cara a nuestros negocios.

Leer Informe

Te puede interesar:

GOOGLE LANZA UNA NUEVA APLICACIÓN DE MENSAJERÍA PARA EMPRESAS

Hangouts Chat es el nuevo cliente de mensajería para entornos profesionales anunciado por la compañía, es exclusivo para usuarios de G Suite y llega para competir de forma directa con otras aplicaciones para empresas como Slack y Microsoft Teams.

GOOGLE LANZA UNA NUEVA APLICACIÓN DE MENSAJERÍA PARA EMPRESAS

Continuando su incursión en el mercado para entornos profesionales, Google ha anunciado el lanzamiento de una nueva aplicación de mensajería para empresas, llamada Hangouts Chat e independiente del Hangouts al que estamos acostumbrados. La principal diferencia, es que el nuevo cliente de mensajería está dirigido exclusivamente a los usuarios de G Suite, es decir, a los perfiles de empresa.

Hangouts Chat pretende irrumpir en el mercado de las apps de mensajería para empresas para competir con otras como Slack o Microsoft Teams, y cuenta con funcionalidades similares. Por ejemplo, Hangouts Chat permite crear canales o salas virtuales para comunicarnos con nuestros compañeros de trabajo, con un límite de 8.000 usuarios en cada uno.

Esta aplicación tendrá versión web y aplicaciones para iOS, Android, macOS y Windows e incluirá un total de 25 bots, a los que podremos recurrir, por ejemplo, para localizar archivos de Google Drive, cerrar reuniones o consultar nuestra agenda. De esta forma, Google continúa su apuesta por la integración de la inteligencia artificial en sus aplicaciones.

Aquellas organizaciones interesadas en utilizar este nuevo servicio de Google podrán elegir entre tres paquetes con distintos precios: Basic, Business y Enterprise. En este sentido, existe la posibilidad de probar gratis la aplicación durante 14 días para asegurarnos de que se ajusta a las necesidades de comunicación de nuestra empresa.

El paquete más básico, que cuesta 5 dólares por usuario al mes, ofrece correo electrónico empresarial con Gmail; videoconferencias y llamadas de voz; calendarios compartidos; documentos, hojas de cálculo y presentaciones; asistencia veinticuatro horas por teléfono, email y en línea; controles de seguridad y administración y 30 GB de almacenamiento en la nube.

Volver Arriba

EL DOMINIO .APP ESTARÁ DISPONIBLE A PARTIR DE ESTE MES

A partir del próximo 29 de marzo será posible registrar dominios con la extensión .app, cuyo control es propiedad de Google. El objetivo de la compañía es hacer que se convierta en la opción por defecto para las webs corporativas de las aplicaciones móviles.

EL DOMINIO .APP ESTARÁ DISPONIBLE A PARTIR DE ESTE MES

A partir de este 29 de marzo, los usuarios podremos empezar a registrar dominios terminados en .app, tal y como ha anunciado Google después de hacerse con el control de la extensión hace ya tres años. Por aquel entonces, se enfrentó a otras 13 compañías entre las que también estaba Amazon para hacerse con el dominio, que final consiguió en la subasta por 25 millones de dólares.

Poco se ha hablado desde entonces de los planes de la compañía para rentabilizar esta compra, que ahora van tomando forma con el anuncio de su salida al mercado. El principal objetivo de Google es convertir los dominios .app en la opción preferida para los desarrolladores de aplicaciones para que, con el tiempo, sean elegidos por defecto para alojar las páginas webs vinculadas aplicaciones móviles.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Google ha establecido tres fases diferenciadas para aquellos usuarios interesados en registrar un dominio .app. La primera, entre el 29 de marzo y el 1 de mayo, está destinada a los titulares de marcas registradas; entre el 1 y el 8 de mayo, podrá efectuar el registro cualquier persona o empresa a cambio de una tarifa adicional, y a partir del 9 de mayo estará disponible de forma general para cualquier usuario, con las condiciones de cualquier otro dominio.

Además, los de Mountain View ha aprovechado este lanzamiento para reforzar la seguridad con la inclusión automática del protocolo HSTS (Seguridad de Transporte Estricto de HTTP) en todos los dominios que se registren a partir de ahora. Esto significa que los principales navegadores forzarán las conexiones HTTPS cuando los usuarios accedan a páginas webs terminadas en los nuevos dominios.

Por último, cabe destacar que la extensión .app no es la única que Google tenía en la cartera, ya que la compañía lanzará próximamente otros nuevos como los .dev y los .foo.

Volver Arriba

Informe:

Growth Hacking: haced que los clientes se acerquen a mí

En los últimos años, el concepto de growth hacking se ha puesto de moda en el mundo del marketing, y suele ir asociado al entorno digital. Hablamos en este informe del enfoque al crecimiento de usuarios y/o clientes que difunde esta tendencia y el potencial que tiene su aplicación de cara a nuestros negocios.

Growth Hacking: haced que los clientes se acerquen a mí

El modelo de marketing que vamos a describir a continuación surge entre las start-ups de Silicon Valley, empresas que normalmente se originan con la ambición de hacer crecer su valor con un aumento muy rápido y exponencial del número de clientes o usuarios de sus plataformas o aplicaciones (generalmente productos o servicios digitales). Se trata de empresas que conocemos ahora de manera universal, como Dropbox, Instagram, Pinterest, Evernote o Facebook.

Con ese objetivo de crecimiento rápido, los fundadores de estas empresas buscan que el conocimiento de sus productos se extienda rápidamente por el público objetivo, a poder ser de una forma viral, para que los usuarios finales los prueben y difundan personalmente entre su propio entorno, a través del boca a boca y convirtiéndose así en prescriptores.

Teniendo en cuenta que estas empresas parten de un presupuesto inicial bastante limitado, lo hacen buscando el menor coste posible, agudizando el ingenio y utilizando un reducido número de recursos enormemente optimizados. Para ello, recurren a herramientas digitales, integradas muchas veces en el propio producto o servicio, para extender el conocimiento del mismo al máximo número de potenciales usuarios y/o clientes.

De esta manera, provocan un cambio en la manera de pensar y transforman el perfil que hasta el momento tenía la figura del responsable de marketing, que hasta ahora tomaba el producto una vez terminado para publicitarlo y lanzarlo al mercado a través de campañas publicitarias (con un alto coste normalmente), para convertirlo en un nuevo profesional mucho más ligado al producto y sus objetivos, que participa en el propio proceso de diseño y creación del mismo para que su uso sea fácil de propagar por sus propios medios o a través de pocas herramientas asociadas.

La clave: que el producto o servicio sea merecedor de la difusión del cliente

El objetivo principal, si buscamos una rápida promoción de este tipo, es buscar que el propio cliente esté interesado en hacer ver a su entorno las bondades del producto o servicio que está recibiendo.

Para eso debe cumplir realmente sus expectativas. Y eso sólo se consigue realizando un gran producto o creando un gran servicio, o haciendo que éstos tiendan a serlo, rediseñándolos tantas veces como sea necesario para recoger las necesidades que los clientes vayan mostrando. Por eso están muchas veces relacionados con metodologías como Lean Startup, que se basan en una mejora iterativa y eficiente de los productos y modelos de negocio, así como mecanismos de desarrollo como las metodologías ágiles, que dan soporte a ese tipo de construcción iterativa.

Cambiar campañas para la difusión por los propios medios

En ese diseño del producto o servicio que nos ocupa, lo que buscan los growth hackers son los medios más sencillos e intrínsecos posibles para que se difunda su uso de forma rápida.

El ejemplo más claro y extendido son los mensajes a pie de correo electrónico que los propios creadores de Hotmail añadieron en su momento de forma automática detrás de cada correo enviado con su servicio gratuito, donde se informaba a los receptores de que podían conseguir igualmente una cuenta gratuita como la que ya tenía el emisor. Y el mecanismo se ha repetido además más recientemente con los mensajes de “Enviado desde mi Blackberry” o “Enviado desde mi iPhone” que habremos leído muchas veces. Un mecanismo simple y tremendamente económico que consigue superar con creces el alcance de cualquier campaña tradicional de marketing. Hotmail sólo necesitó, en su día, seis meses para alcanzar el millón de usuarios.

Lo más importante es encontrar qué mecanismos propios van a poder conseguir que nuestro mercado potencial nos conozca, si puede ser, recibiendo además un ejemplo de sus ventajas, como ocurría en los casos anteriores. Otros ejemplos podrían ser informes o información útil para un sector, creados por nuestro sistema y cuya difusión sea interesante, firmados lógicamente por la marca, u ofrecer alguna recompensa a los ya usuarios por difundir el producto, como ocurre con el almacenamiento extra que ofrece Dropbox si algún usuario se registra en tu nombre. El coste de ese almacenamiento extra seguro que tiene un rendimiento muy alto como coste de adquisición de un nuevo usuario.

Y cuando no se pueda incluir en el propio producto, tenemos que diseñar mecanismos para que la difusión se puede realizar aprovechando el potencial de las redes sociales, como veremos también más adelante.

Recoger y analizar el feedback para seguir mejorando el producto

Comprobar que las necesidades de los usuarios quedan cubiertas de manera satisfactoria y encontrar qué otras cuestiones querrían encontrar en nuestro producto o servicio son otros de los pilares básicos del Growth Hacking, por lo que conocer la opinión de los usuarios es fundamental.

Y todavía es más importante, si se puede, lograr medir su comportamiento de una forma directa y automática. Será fácil en plataformas web o aplicaciones móviles donde podamos registrar ese comportamiento para poder analizarlo más tarde. Veremos así qué opciones o funcionalidades son las más demandadas, cuáles son las más difíciles de usar, cuándo el usuario no llega al objetivo que estábamos esperando y por qué, etc.

Esa información es tan importante para hacer que nuestros clientes estén satisfechos con el producto que, en los casos en los que no sea tan fácil llegar a esa recogida automática de datos, deberemos esforzarnos en conseguir el máximo número de detalles sobre cómo es la experiencia final de su uso.

Facilitar que nuestros usuarios y/o clientes sean nuestros propios prescriptores

Una vez que hayamos conseguido que el cliente esté realmente satisfecho tenemos que hacer todo lo posible para facilitar que se decida a difundir esa satisfacción por todos los medios posibles. Aprovecharemos así su fidelización.

Incluiremos en el producto, por ejemplo, herramientas que permitan lanzar su opinión rápidamente por las redes sociales o, cuando no podamos incluirlo en el propio producto, mecanismos sustitutivos que hagan que esa labor sea sencilla. Otra opción es intentar conseguir que se difunda incluso fuera del mundo digital, como ocurría con las pegatinas que se facilitaban a los comercios o locales que querían estar en una red como Foursquare, la red social basada en la localización de sitios de ocio y comercio, que contribuían al final a que los clientes dejaran de una forma fácil su comentario sobre la experiencia vivida. Y a que aquellos que las veían y aún no eran usuarios de la aplicación la conocieran y se sintieran tentados de instalarla en sus teléfonos, de paso.

¿Es aplicable fuera del mundo digital?

Como hemos estado viendo, las características de este modelo de marketing lo hacen muy apropiado para el mundo digital, en el que nació, y en negocios B2C, dirigidos al cliente final de los productos.

Sin embargo, con un poco de esfuerzo, podríamos buscar fórmulas para llevarnos su aplicación fuera de ese entorno digital, e incluso orientarlo a negocios B2B, donde nos dirijamos a otras compañías que no necesariamente tengan que ser los destinatarios últimos de nuestros productos.

La oferta de productos o servicios que cubran realmente las necesidades de los clientes, por ejemplo, es algo que deberíamos buscar en cualquier tipo de negocio, independientemente del canal que usemos para estar en contacto con los clientes. No podremos medir automáticamente cómo los usuarios finales utilizan una silla de oficina, pero siempre deberíamos recoger la opinión de éstos al cabo de cierto tiempo desde su adquisición (a través de nuestros distribuidores y vendedores incluso, si los hubiera). Esto nos permitirá afrontar el rediseño de los próximos modelos en base a las preferencias de nuestros clientes, sin limitarnos a los diseños y pruebas que podamos hacer en laboratorio.

De esta manera, conseguiremos un primer paso para conseguir que, tras un conjunto de nuevos modelos, los usuarios de nuestras sillas de oficina estén cada vez más cómodos y satisfechos con su uso. La difusión última en este caso podrían realizarlas los propios compradores a través del boca a boca, fuera del mundo digital.

Pero, ¿por qué no ir más allá y colocar una etiqueta o marcar una indicación en la propia estructura de la silla que anime a su usuario a dar una opinión en redes sociales (con la propia marca o un hashtag adecuado)? De esta manera, llevaríamos algo que no es digital a introducirse en ese mundo. Nosotros, como fabricantes, podríamos dedicarnos a escuchar de primera mano las opiniones directas de los usuarios, pudiendo incluso interactuar con ellos. Y otros compradores acabarían encontrando nuestras sillas cuando busquen su compra en el entorno digital, para adquirirlas luego y extraerlas fuera de él.

Sea como sea nuestro negocio, parece interesante pensar en cómo podríamos aplicar mecanismos como los que nos propone este modelo. Los resultados pueden compensar con creces el esfuerzo, a juzgar por lo alcanzado por otras empresas gracias a su aplicación.

Elena Cruzado Gómez

Responsable de Comunicación

Volver Arriba

El Truco del Mes:

CÓMO HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA DESDE LA NUEVA APP DE HACIENDA

Te explicamos paso a paso cómo hacer la declaración de la renta 2017 desde el móvil a través de la aplicación que ha lanzado Hacienda para tal efecto, y que ya está disponible para su descarga en Google Play y App Store.

CÓMO HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA DESDE LA NUEVA APP DE HACIENDA

El mes pasado te contábamos en nuestro boletín el lanzamiento de la nueva app de la Agencia Tributaria, disponible en las tiendas de aplicaciones desde el 15 de marzo, para presentar la declaración de la renta desde el móvil y hoy te explicamos cómo funciona paso a paso para ayudarte a realizar el trámite de forma rápida y sencilla.

En primer lugar, recordemos que el plazo para presentar la declaración del IRPF se abre el próximo 4 de abril y se alargará hasta el 2 de julio de 2018. En caso de que tengas que realizar modificaciones en tu borrador con respecto al año anterior, deberás hacerlos a través la web oficial de la AEAT antes de confirmar el borrador en la app. Una vez hecho esto, y con la aplicación ya descargada en nuestro dispositivo, podremos empezar con el trámite siguiendo los siguientes pasos:

  • Asegúrate de tener DNI electrónico, la Cl@ve PIN o el número de referencia antes de empezar.
  • Abre la aplicación y selecciona el apartado llamado “Renta 2017”, en el que podremos revisar nuestro borrador.
  • Una vez dentro del apartado, selecciona la opción “Presentar declaración” para calcular nuestro IRPF de forma automática.
  • Dentro de esta sección, podremos elegir entre distintas opciones: descargar el borrador en PDF, modificar la declaración o presentarla con un solo clic.
  • En el segundo apartado, llamado “Datos fiscales”, podremos consultar todos los datos fiscales que tiene la agencia sobre nosotros.
  • En el apartado “Estado de tramitación”, veremos en qué punto está nuestra declaración una vez haya sido enviada, si está aceptada o si ha habido a alguna incidencia.
  • Por último, si pinchamos en “Consulta de declaraciones anteriores”, podremos descargar las declaraciones de los dos últimos ejercicios en formato PDF.
Volver Arriba

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales