Villaviciosa de Odón (Madrid) - 2007 CARMARSA - Cárnicas Marqués
  • Sectores: Comercio y Distribución
  • Lineas de Negocio: Microsoft, Consultoría informática, Gestión de Sistemas

Red corporativa en mayorista de carnes

Como paso previo a la implantación de un sistema integral de gestión empresarial y venta de carnes, solusoft diseñó y puso en marcha la infraestructura hardware y software necesaria para dar soporte a dicho sistema y a las restantes necesidades de CARMARSA. Se unen funcionalmente sus tres distintas sedes, usando además, en algún caso, dispositivos para trabajo en condiciones hostiles.

Cárnicas Marqués (CARMARSA) es una empresa dedicada a la venta al por mayor de productos cárnicos, a nivel nacional e internacional.

Para cubrir sus necesidades en cuanto a sistemas de información, y como paso previo a la implantación de un sistema de gestión empresarial, solusoft ha diseñado y puesto en marcha una plataforma informática que comunica e integra sus tres sedes. Se dota además a dos de ellas de equipamiento específico para distintos tipos de venta (directa al por mayor, y exportación).

En cuanto a la comunicación de las diferentes sedes del cliente, se ha conseguido centralizar la información, y que ésta estuviera disponible en todo momento de forma on line. Para ello se ha hecho uso de la tecnología de Terminal Server, entre las oficinas centrales (en Villaviciosa de Odón), y los centros de producción (matadero, en Villalba) y de almacén de distribución (Mercamadrid).

En Mercamadrid, se ha puesto en marcha una red de terminales de lectura de código de barras adaptados al entorno. Los requisitos eran exigentes: comunicarse por radiofrecuencia para poder leer el código de barras situado en cualquier punto de la pieza de carne robustos para soportar caídas sobre cemento o similares gran capacidad de lectura ante códigos de barras borrosos o manchados por sangre y funcionar a temperaturas bajo cero.

Para facilitar el trabajo de los operarios, tanto en Mercamadrid como en el matadero de Villalba, se usaron además pantallas táctiles, pero con protección IP65 ante posibles salpicaduras de agua, en los fuertes procesos de limpieza, y capaces de funcionar bajo la presión de cualquier objeto, o manos con guantes.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales